Bisexualidad: Una comunidad invisible que busca visibilidad

“El día de la Visibilidad Bisexual es el grito de dignidad y orgullo de una población que existe y exige respeto a su orientación sexual y garantía de sus derechos fundamentales”, Lenin Starlyn activista Lgbti.

Dentro de la comunidad LGBTI, la B es una población que suele ser la más estigmatizada que el resto de las orientaciones e identidades sexuales. Por ese motivo hoy se conmemora el Día Internacional de la Visibilidad Bisexual.

Siendo el grito de dignidad y orgullo de una población que existe y exige respeto a su orientación sexual y garantía de sus derechos fundamentales. Con el respeto a sus DDHH se puede ir rompiendo mitos como “las personas bisexuales no se casan, simplemente se enderezan” “eres chicha o limonada” “las personas bisexuales le meten a todo”

Cuando en realidad las personas bisexuales se casan es porque están enamoradas. Aunque en Venezuela no se puedan casar, en otros países si sucede.

Recordemos: La bisexualidad es la orientación sexual de quienes sienten atracción por hombres y mujeres, no necesariamente al mismo tiempo, ni de la misma manera ni con la misma intensidad.

Es importante mencionar algunos pronunciamientos de organismos internacionales debido a la grave exclusión que sufren estas personas.

“En el acrónimo ‘LGBTI’, la ‘B’ a menudo se eclipsa, lo que lleva a la invisibilidad de las personas bisexuales y a la negación de los detalles sobre su experiencia”, dice la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Hacer visible la existencia de las personas bisexuales es un elemento clave en la erradicación de la violencia y la discriminación contra ella”, indica Víctor Madrigal experto independiente de la ONU.

¿Qué dicen las personas bisexuales?

“Una chica con la que estaba saliendo me dijo que la sola idea de que yo estuviera con un hombre le daba vuelta el estómago. Luego me bloqueó en todo”, cuenta Max (Reino Unido) a la BBC.

“Cuando salgo con gente y menciono que soy bisexual, la relación termina. Cuando miento y oculto mi sexualidad, dura. Todavía no sé si debería revelarlo desde el principio o esperar, porque cuanto más espero, más ansioso me pongo, pero no quiero que la relación termine”, concluye.

Es sumamente dolorosa la estigmatización y exclusión que sufren estas personas, incluso dentro del mismo colectivo LGBTI. 

Nichi Hodgson es una escritora en Londres. Conversando con el portal “BBC” indicó que salió “tarde” del armario, a los 26 años, y tuvo problemas para explorar quién era debido a las presiones de la sociedad para ser heterosexual u homosexual.

“Algunas personas piensan que la bisexualidad es un fetiche y una forma codificada de decir sadomasoquismo. Es como que estás dispuesto a lo que sea. Hay un verdadero estigma”, afirma.

Situación de las personas bisexuales en cifras:

 “El 32% de las personas bisexuales no son abiertas sobre su orientación sexual con ningún miembro de su familia, comparado con 8% de las lesbianas y los gays”, indica la ONG Stonewall, de Reino Unido.

“En el ámbito laboral, una encuesta de la empresa TUC realizada a 1.151 personas LGBT en Reino Unido, 30% de las personas bisexuales dijeron que en el trabajo vivieron tocamientos no deseados en lugares como la rodilla o la parte baja de la espalda. A su vez, 21% dijo haber experimentado tocamientos no deseados en los genitales, senos o trasero, y 11% haber sufrido violación o acoso sexual en el trabajo”, reseña el portal BBC.

Cuando viajamos de Reino Unido a Venezuela vemos cómo la situación no cambia, suele ser igual o peor. Así lo reseña el más reciente informe (Para dejar de ser fantasma) de la Diputada Tamara Adrián. 

En una encuesta realizada a más de 600 venezolanos el 35% de personas bisexuales sintieron discriminación en el ambiente educativo, y un 53% sufrieron acoso escolar. 

Cuando se les preguntó en qué nivel educativo sufrieron el acoso y la discriminación su respuesta fue primaria (17%) y en secundaria un (67%). 

Siendo así el bachillerato la etapa dónde suelen sufrir más discriminación las personas bisexuales en Venezuela.

Personas que no tienen garantías de una educación libre de violencia, tampoco el derecho al libre desenvolvimiento de su personalidad, así como carecen de políticas públicas que les permita estudiar en espacios seguros y sin discriminación.

¿Cómo podemos contribuir a su bienestar?

  • Es fundamental que desde las organizaciones de la sociedad civil se promueva la no discriminación y el respeto mutuo, mediante la educación en derechos humanos con enfoque de diversidad sexual.
  • Siendo visibles podemos contribuir a ser el referente de otras personas que por miedos y prejuicios viven en en el clóset.
  • Creando espacios seguros y de entendimiento podemos ser más inclusivos. 

El Estado venezolano debe velar y garantizar los derechos fundamentales de esta población históricamente olvidada. 

Escrito por: Lenin Starlyn.

Redes: @Lenin__Starlyn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *